10 claves para alimentar mi autoconfianza

Alimentar la autoestima debe ser el pan de cada día de los seres humanos y una forma para hacerlo, es gracias a la autoconfianza. Aquí, en este post, te quiero dar varias reflexiones, ejercicios y claves para alimentar mi autoconfianza.

¿Cuántas veces tenemos la autoestima baja por falta de confianza?… Han sido varias las veces en mi vida que he querido hacer algo y no lo hago por miedo al que dirán, a las opiniones de los demás o simple y sencillamente a los pensamientos de escasez.

claves para alimentar mi autoconfianza

Y es que la falta de confianza, llama a las inseguridades: «No puedo», «no sé si pueda», «no estoy seguro», «y si no soy capaz»… Estas y muchas otras son las frases que alimentan nuestras inseguridades.

Seguro ya conoces lo que son las inseguridades ¿Verdad?… Esos momentos cuando en tu mente existe «una vocecita» que te habla de los miedos, las suposiciones, los errores y los defectos que tienes. De repente, aquella vocecita, te saca a relucir todos los miedos y como un verdugo, se cerciora que tus acciones vayan acorde a lo que ella dice.

¿Qué puedo hacer para alimentar mi confianza? ¿Cuáles son los ejercicios para mejorar mi autoconfianza?

Aquí no te quiero hablar de las inseguridades porque no quiero darle poder a esa palabra. ¡Vamos a por las soluciones!…

10 CLAVES PARA ALIMENTAR MI CONFIANZA

1- HABLA CONTIGO MISMO

Uno de los mejores ejercicios para mejorar la confianza en nosotros mismos es hablar contigo misma. Yo lo hago todos los días. Siempre nos encanta darle los buenos días a nuestros seres queridos. Pero… ¿Cuándo ha sido la última vez que te has dado los buenos días?.

Inicia por levantarte cada mañana y decir en voz alta: «Buenos días (tu nombre)» y luego decir «Hoy voy a tener un día genial, espectacular, fantástico, positivo, productivo, abundante, bueno, excelente, satisfactorio». En fin, puedes usar el adjetivo que quieras. Lo importante es que tus emociones vayan acorde con la frase que estás diciendo.

Iniciar con energía positiva y decretando como vas a vivir tu día, es una buena forma de alimentar tu confianza.

2-… Y ME ACEPTO TAL Y COMO SOY

Este ejercicio lo vi en uno de mis programas de televisión favoritos. Todos los días, cuando te mires al espejo, en voz alta, expresa una parte de tu cuerpo, un defecto o una característica que no te guste de ti. Luego, al final de la frase, di: «… y me acepto tal y como soy».

Te voy a hacer un ejemplo sencillo:

Uno de mis defectos es que tengo muchos lunares: «No me gustan mis lunares» y luego digo «… y me acepto tal y como soy».

Practícalo todos los días y verás como tus defectos y las partes de ti que no te gustan, van perdiendo poder. Te vas familiarizando con la expresión «y me acepto tal como soy». De esta forma vas adquiriendo mayor confianza en ti misma.

Puedes complementar tu autoconfianza con mi Ebook gratuito. Dale clic a la imagen para descargarlo.

ebook gratuito para mejorar tu autoestima

3- HAZ ALGO NUEVO CADA DíA

Una de las claves para alimentar mi autoconfianza y que me ha ayudado bastante es hacer algo nuevo cada día. No tiene que ser algo extremadamente extraño, fuera de lo común o extremo.

Solo tienes que ser creativa y probar a hacer algo que nunca hayas hecho, que hace mucho no haces o que te gustaría hacer, pero que nunca has intentado.

Sin ir más lejos, el hecho de hacer una directa cantando, bailar bajo la ducha, correr con tacones, saltar con tus hijos en los charcos o gritar en la cima de una montaña, pueden ser algunas de las ideas que te puedo dar, para inspirarte a hacer algo nuevo cada día.

4- SANA TU PASADO DE LOS COMPLEJOS

Yo creo que en nuestra adolescencia y en los años de estudiante, siempre tuvimos a una persona que se reía de nosotros, se burlaba de lo que decíamos o nos hizo quedar en ridículo. ¿Verdad?. Si no es tu caso… ¡Qué afortunada!

Bueno… Para los que si nos pasó, aquí te dejo mi clave para adquirir autoconfianza. «Sana tu pasado». En este caso, sanar tu pasado significa, perdonar a todas las personas que te hicieron «Bullying» en el colegio, trabajo, calle.

Uno de los mayores obstáculos de incrementar nuestra autoconfianza es perdonar aquellos momentos de nuestro pasado cuando las personas nos hicieron sentir mal, por un error o por simple juego. Pero cuando perdonas desinteresadamente y con el ánimo de crecer, inicias a liberar una gran carga de tu vida y vas a sentir más libertad a la hora de actuar.

Si quieres hablar con aquellas personas para reforzar tu perdón, ¡ADELANTE!. Pero si lo quieres hacer de forma visual y personal, basta con volver a tu pasado y sanar esa versión de tu pasado que sufría por las risas y los tratos de los demás.

5- YO QUIERO, PUEDO Y ME LO MEREZCO

Siempre que te enfrentes a un reto, un obstáculo o un problema, repite en tu mente «Yo quiero, puedo y me lo merezco». Esta es una de mis frases favoritas, porque estamos hablando de lo que mereces como persona y como ser especial en el mundo.

He querido aprovechar de esta frase motivadora para escribir un pequeño e-book que se encuentra en mi web y que está disponible de forma gratuita para ti. Así que repite esta frase cada vez que sientas que la vida te pone obstáculos. Si es lo que quieres con el corazón y que no agrega la libertad de los demás, solo tienes que decir «Yo quiero, puedo y me lo merezco».

claves para alimentar mi autoconfianza

6- FINGE HASTA QUE SE HAGA REALIDAD

Este es uno de los ejercicios más creativos y sencillos. Cada momento cuando dudes de obtener lo que quieres, «FINGE HASTA QUE SE HAGA REALIDAD»

En tu mente, visualiza como si ya tuvieras en tus manos lo que quieres: Ya sea un viaje, un logro, un objetivo, un sueño. Cualquier cosa que quieras, debes creer que lo tienes, así no lo tengas.

No necesitas nada más!… solo un poco de imaginación y algunas inyecciones de emoción positiva.

7- SÉ POSITIVO

Si me hubieras conocido algunos años atrás, yo era la persona más pesimista de este mundo. A todo le daba el peor de los finales y sobre todo, si era algo que tenía que ver conmigo… «No puedo» y «Tengo miedo» eran mis expresiones más usadas.

Así que cuando empecé a pensar en positivo, al inicio fue difícil y un poco empalagoso para mi decir a todo momento cosas buenas sobre los resultados que esperaba.

Pero poco a poco fui tomando conciencia que a medida que veía el vaso medio lleno, las situaciones y los resultados los iba observando en mi vida, a tal punto que deje el pesimismo a un lado, para centrarme en el positivismo.

8- CREA NUEVAS METAS

Uno de los aspectos que ignoramos cuando queremos incrementar nuestra confianza, es el hecho de crear nuevas metas a corto, mediano y largo plazo. Y yo te hago una pregunta… ¿Cuándo es el mejor momento para generar una nueva meta?

Ahora quiero que escuches la siguiente historia.

Luego de esta historia inspiradora te pregunto… ¿Cuándo crees que es bueno crear nuevas metas?. Mi reflexión es que no debemos dejar que el miedo nos invada y mucho menos suponer que no lograremos aquello que queremos. Eso daría como resultado un fracaso rotundo. Lo mejor es confiar en nosotros mismos y afrontar los miedos pase lo que pase. Recuerda mezclar los ejercicios para reforzar tu confianza.

9- SÉ HONESTO CONTIGO MISMO

La honestidad ante todo. Si definitivamente estás seguro de que con tus capacidades no vas a poder lograr lo que quieres, es mejor aceptar un fracaso que seguir viviendo entre ilusiones.

Pero si dentro de ti existe la esperanza y en tu mente está la idea que si puedes lograrlo, ¡SIGUE ADELANTE!. Cuando hablo de ser honesto, me refiero a que pase lo que pase, tienes que escuchar a tus emociones.

10- NO CUENTES TUS PLANES

Finalmente, la última de las claves que te doy en este post para alimentar tu confianza es «NO CONTAR TUS PLANES». Suena egoísta, pero a veces es mejor callar los planes que tenemos con las demás personas. ¿Por qué?… Te lo respondo con otra pregunta

¿Cuántas veces hemos contado a nuestros amigos y familiares uno de nuestros proyectos y ellos nos han respondido de forma pesimista?

A veces la perspectiva de las personas que nos rodean, influyen en nuestra toma de decisiones. Por eso, si estamos seguros de hacer algo, es mejor no contarlo hasta haberlo conseguido. Porque siempre va a haber alguien que desconfíe de aquello que estamos haciendo y nos dé su punto de vista desde sus miedos y sus capacidades. Mientras para ti, sea algo factible, para los demás puede ser imposible. Mejor no decir nada.

Espero que puedas tomar en práctica algunas de estas claves. Feliz día. 🙂

Deja un comentario